¿Cual es la distribución de las viviendas en propiedad entre las familias de nuestro país? ¿somos un país en el que alcanzar una vivienda en propiedad está fuera de nuestras posibilidades? ¿somos un país principalmente de familias que residen en una vivienda en propiedad o en alquiler? Antes de entrar en detalle, es importante aclarar que un crédito hipotecario y vivienda en propiedad, son dos conceptos compatibles, ya que la existencia de una garantía en caso de impago no impide que la vivienda sea propiedad del comprador.

De acuerdo al censo de población y viviendas de 2011 desarrollado por el Instituto Nacional de Estadística (aquí), de los 18 millones de viviendas familiares existentes en 2011 ("total:régimen de tenencia"), el 79% son en propiedad (14.2 millones). De estos 14.2 millones, el 58.3% son en propiedad sin carga hipotecaria, y el 41.7% son en propiedad con pagos pendientes por hipoteca (no se desagrega por el número de años pendientes para finalizarla).




Si se analizan las cifras proporcionadas por Eurostat, la oficina de estadística más importante de Europa, la proporción de familias con vivienda principal en propiedad para 2014 son muy similares, ya que se nutre de las cifras proporcionadas por los institutos de estadística de cada uno de los países miembros (en el caso español, del INE). Concretamente España figura en la posición 13 de 31 países con más familias viviendo en hogares en propiedad (78.8% del total), de las cuales sin deuda hipotecaria representan el 46.7%, y con deuda hipotecaria el 32.1%, muy por delante de países con una proporción superior de familias en vivienda de alquiler, como Suiza (56%), Alemania (47.5%), Francia (35%) o Suecia (30.7%).




Finalmente, si atendemos a los datos publicados por una encuesta sobre las finanzas y el consumo de los hogares realizado por el Banco Central Europeo para 2011 (The eurosystem household finance and consumption survey), se pone de manifiesto la apuesta de los españoles por tener casa en propiedad, ya que hasta el 83% de las familias tienen su residencia principal en propiedad (incluye propiedad con y sin carga hipotecaria). Para poner datos en perspectiva, las familias en Francia con vivienda en propiedad son el 55%, en Alemania el 44% o Finlandia el 68%.




Por tanto, utilizando tres fuentes diferentes de máxima credibilidad europea, se puede concluir que España es un país de familias propietarias de una vivienda, formada principalmente por familias no endeudadas, y con un bajo porcentaje en vivienda de alquiler comparado con países de nuestro entorno.