El mito número dos más extendido en nuestro país en matería fiscal, junto a la tributación de las empresas cotizadas, está relacionado con la economía sumergida. Según un estudio realizado en 2013 por Friedrich Schneider, el mayor experto en matería de economía sumergida del mundo, nuestra economía sumergida se cifra en torno al 18,6% del PIB en 2013 (página 23, Appendix The shadow economy in Europe, 2011-2013). Un informe publicado por Funcas en 2011 la estimó en 23,7% para el ejercicio 2008.

¿Dónde están las principales bolsas de fraude? Según el análisis realizado por Schneider, los sectores con mayor índice de fraude, medido en porcentaje sobre su actividad económica global, y ordenados de mayor a menor volumen son:

  • construcción
  • hostelería (hoteles y restaurantes)
  • comercio (ventas entre comercios y directa al consumidor)
  • industria y manufacturas
  • transporte y comunicaciones (taxis, autobuses, transporte comercial, etc.)
  • agricultura y pesca

Como se puede apreciar, no son sectores que puedan ser identificados como nichos de economía sumergida realizados por grandes empresas y fortunas. Sin embargo, es por todos conocido el dato en el que se atribuye a grandes empresas y fortunas el 70% del fraude fiscal en España. Pero entonces, ¿de donde proviene exáctamente el dato? el origen de la información proviene de un sindicato de técnicos de hacienda denominado Gestha. Gesta es un sindicato integrado por profesionales técnicos escala A2 que no pertenecen al cuerpo de inspectores A1 del Ministerio de Hacienda. En su informe más reciente de 2014, se aborda la problemática de la economía sumergida, tomando como referencia los trabajos de, entre otros, Friedrich Schneider, aunque no se hace ninguna mención al fraude de grandes empresas y fortunas. Este mito proviene de más atrás, y en concreto de un comunicado de prensa realizado en 2011 (aquí, aquí o aquí ejemplos de periodicos que se hacen eco de la noticia) donde se realiza la siguiente afirmación:


"Las grandes fortunas y grandes empresas evadieron al fisco 42.711 millones de euros en 2010, esto es, un 71,8% del total del fraude en España, lo que además supone triplicar el fraude de pymes y autónomos, según la segunda parte del informe de 'Lucha Contra el Fraude Fiscal en la Agencia Tributaria' elaborado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha)."


Sin embargo Gestha a día de hoy 2015 no aporta un documento o estudio donde se acredite lo que afirman. Ni la metodología utilizada, ni datos sobre los que se sustentan, ni estadísticas oficiales, ni referencias a otros trabajos, ni bibliografía. No aportan nada que permita una revisión de pares para ser contrastada, verificada, refutada, o falsada, a diferencia de como sí se hace en trabajos de primer nivel mundial como los proporcionados por Friedrich Schneider.

¿Y cuál es el volumen de economía sumergida de España comparada con el resto de países de la Unión Europea? de acuerdo al último informe para 2015 de Friedrich Schneider Size and Development of the Shadow Economy of 31 European and 5 other OECD Countries from 2003 to 2015 Different Developments, España está situada justo en la media de los países de la UE, y a solo 5 puntos de países como Suecia o Noruega. ¿Cuántos impuestos está dejando de recaudar el Estado si se recaudaran estos 5 puntos de diferencia? si el PIB de España en 2015 fue de 1.081.190 millones de €, 5 puntos de PIB son en torno a 54.000 millones de €, que correspondería al dato en bruto que deja de estar fiscalizado. De acuerdo a la OCDE, en 2014 la presión fiscal en España fue del 33,2%. O dicho de otra manera, del 1.081.190 millones de € de producción anual, el Estado recaudó 358.955 millones de €, por lo que si el volumen de economía sumergida fue de 54.000 millones de €, los impuestos que emergerían si nos equiparamos a estándares de Suecia o Noruega sería de 17.928 millones de €.




El objetivo no es afirmar o negar que el fraude pueda estar cometido en un 70% por grandes empresas y fortunas (que podría ser perfectamente posible), sino dar luz sobre la inexistencia de información, estudios y trabajos a día de hoy que puedan sustentar esta afirmación.